Hong Kong. La economía de China se ha visto asediada por el desacelerado crecimiento en Estados Unidos y en la Unión Europea, pero la posibilidad de un aterrizaje forzoso debería descartarse, dijo David Lipton, primer vicedirector gerente del Fondo Monetario Internacional.

"No veo a China teniendo un 'aterrizaje forzoso'", dijo Lipton al Consejo de Desarrollo de Comercio de Hong Kong, en una entrevista ates del Foro Financiero Asiático del 16 y 17 de enero, al que asistirá. El foro se realizará en Hong Kong, con el Gobierno de la ciudad y el organismo de promoción del comercio como anfitriones.

"A lo que suscribimos es que el crecimiento de China se está moderando levemente desde una tasa muy rápida que experimentaron el año pasado", declaró.

El menor ritmo de crecimiento chino se debía a exportaciones más débiles y a medidas tomadas por Pekín para enfriar su mercado de propiedades, además de para limitar la expansión crediticia, afirmó Lipton.

El crecimiento económico anual de China en el cuarto trimestre del 2011 se habría desacelerado a un 8,7 por ciento desde el 9,1 por ciento del tercer trimestre, según el sondeo más reciente de Reuters.

La Oficina Nacional de Estadísticas publicará el PIB y otros datos de actividad económica a las 0200 GMT del 17 de enero.

Lipton también dijo que los precios de activos y propiedades de Hong Kong llegaron a su "punto máximo" y que aún no veía posibilidades de que el yuan chino sea incluido en la cesta de divisas de Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI.

El yuan, también conocido como Renminbi (RMB), debe ser una divisa de libre conversión antes de que pueda ser parte de la cesta DEG, sostuvo.

"Sé que China ha intentado ampliar el uso del RMB y su uso internacional. No creo que haya realmente posibilidades de que el RMB ingrese a la cesta DEG en el corto plazo", dijo, agregando que la internacionalización del yuan era un proceso que tomaría un largo tiempo.

Lipton aseguró que era importante que las economías asiáticas fortalezcan la demanda interna ante un debilitamiento del ambiente externo.

También dijo que el FMI estaba "muy preocupado sobre las consecuencias de lo que ocurría en Europa para los países del mundo".

"Ya ha habido algunos contagios por la situación", afirmó.