Al Fondo Monetario Internacional (FMI) le inquieta conocer cuál será el impacto que tendrá el incremento al salario mínimo durante 2011 en las finanzas públicas.

Este tema y otros vinculados a la macroeconomía del país fueron abordados en el marco de las conversaciones que ayer sostuvieron los personeros del FMI con la cúpula del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

El director del organismo cúpula, Armando Urtecho, resaltó en conferencia de prensa que el tema de la indexación del salario mínimo en los estatutos profesionales fue recurrente durante esta conversación que se prolongó durante una hora y media.

Para el Fondo, continuó Urtecho, está un tanto nebuloso cómo se manejará el posible incremento al salario mínimo en el Presupuesto General de Ingresos de la República para el 2011. El referido documento de desarrollo está en proceso de discusión en el Congreso Nacional.

Las conversaciones para fijar el nuevo sueldo de subsistencia comenzarán en el transcurso del presente mes entre los representantes del capital y el trabajo con la mediación de la Secretaría del Trabajo.

"Al Fondo le inquieta que puede pasar al respecto porque cada punto de aumento al salario mínimo, representa centenares de millones de lempiras para el salario de los docentes y de otros gremios", explicó el vocero del Cohep.

El gobierno y tampoco los diputados con los que se han reunido en el transcurso de la presente semana, les han planteado nada respecto a este tema salarial, reafirmó Urtecho.

El Poder Ejecutivo determinó en octubre del presente año dejar en suspenso la referida indexación y anunció reformas a su política salarial.

De manera adicional, continuó, el FMI preguntó respecto a la aprobación de reformas legislativas a la Ley del Servicio Civil. El gobierno y el Congreso Nacional, estimó Urtecho, posiblemente atenderán este tema en el transcurso del próximo año.

También comentó a los empresarios que no se ha dejado claro cuáles serán las inversiones en infraestructura pública que se contemplarán en el Presupuesto General de la República. Asimismo consultaron cuáles serán las obras públicas conjuntas que desarrollarán durante 2011 el gobierno y el sector privado.

"En lo particular no las conocemos", dijo el director del Cohep.

El compromiso. "Los miembros de la misión nos dijeron que hasta ahora el gobierno está cumpliendo con los compromisos suscritos en la Carta de Intenciones", reveló.

Para febrero próximo se agenda una evaluación general de los primeros seis meses del acuerdo suscrito en septiembre del presente año.

"El gobierno, continuó, cumplirá con lo establecido por el FMI, porque no podrán salir de algunas bases. Sin embargo, estos personeros creen que el sector privado y el gobierno deben ponerse de acuerdo para establecer el nuevo salario mínimo", dijo.

Fue del parecer, además, que no existen condiciones para que se obstaculice el flujo de los desembolsos a los créditos aprobados por los organismos internacionales.

Hermetismo. Los cuatro miembros que integran la misión del FMI llegaron a la sede del Cohep minutos después de la 2:30 de la tarde en dos camionetas y se marcharon del lugar cerca de la 4:00 de la tarde.

La referida misión efectúa una visita comprendida entre 29 de noviembre y el 4 de diciembre de 2010, a fin de evaluar, conjuntamente con las autoridades, las perspectivas económicas de corto plazo y actualizar las proyecciones macroeconómicas si fuese necesario, enfocándose en los resultados esperados en materia fiscal. El acuerdo económico entre ambas partes fue aprobado por el directorio del FMI por un plazo de 18 meses. El gobierno espera un desembolso de 220 millones de dólares.