El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda a Venezuela desmontar el control de cambio ya que lo considera ineficaz para evitar la fuga de capitales, según indica en el informe "Perspectivas Económicas. Las Américas, caluroso en el Sur, más frío en el Norte", donde detalla las características actuales y los desafíos de las economías latinoamericanas.

El Fondo recomienda "evitar las restricciones cambiarias de carácter general(como las implementadas en Venezuela), ya que en la mayoría de los casos son ineficaces para frenar la salida de capitales y a menudo resultan contraproducentes".

"A pesar de los grandes superávits comerciales, la debilidad e incertidumbre del entorno de negocios han provocado una considerable fuga de capitales y deprimido la inversión privada. Este fenómeno se observa con mayor claridad en Venezuela, donde el producto se está contrayendo otra vez este año, en medio de nuevas restricciones cambiarias", señala el organismo que estima un decrecimiento de 1,3% para el país este año.

El FMI hizo referencia en el documento al control de cambio implementado en Venezuela en el año 2003 y a la puesta en marcha desde junio del Sistema de Transacciones de Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) y además señaló que el país posee débiles políticas macroeconómicas que hacen que la recuperación de la crisis global no sea tan fuerte como en otros puntos de la región.

"En países como Ecuador y Venezuela, la recuperación es mucho más atenuada en gran medida debido a las restricciones de oferta y política macroeconómicas más débiles", indica el Fondo en el documento presentado hoy.