Tokio. Las bolsas en Asia revirtieron su curso y subieron este martes por las ganancias en China, apoyadas en las acciones bancarias y de bienes raíces, mientras que el dólar australiano se fortalecía luego de que el banco central expresó cierto optimismo sobre la perspectiva económica.

Los mercados bursátiles celebraron las ganancias en Shanghái -el mercado con peor desempeño después de Atenas-, que ha retrocedido 27% desde que comenzó el año, luego de que Pekín introdujo una serie de políticas para evitar un recalentamiento en el mercado inmobiliario.

"Un repunte en las acciones de Shanghái y un debilitamiento del yen ayudaron a mejorar el ánimo en el mercado", dijo Kazuhiro Takahashi, asesor general de Daiwa Securities Capital Markets.

"Pero es difícil que emerja una tendencia sólida (en Tokio) debido a que el mercado ha estado operando con volúmenes bajos porque ayer fue feriado en Estados Unidos. El mercado necesitará un incentivo más sólido para establecer una tendencia más clara", agregó.

Un racionamiento de la liquidez ha pesado sobre el ánimo de los inversores en China, particularmente con una ola de emisiones de acciones esta semana, incluida la oferta pública inicial de AgBank, y la inquietud sobre nuevas búsquedas de fondos por parte de los bancos.

El banco central de Australia mantuvo su tasa en 4,5% como estaba previsto, y dijo que espera información adicional sobre la economía internacional y la demanda interna mientras evalúa sus pasos futuros.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas revirtió su dirección y avanzaba 1,6% por las ganancias de los papeles financieros.

Luego de que el mercado laboral estadounidense se contrajo en junio por primera vez en el 2010, la merma en la actividad manufacturera china y las políticas de austeridad en la eurozona habían aumentado el temor de los inversores respecto a la economía global.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió 0,8% y cerró en 9.338,04 puntos, por encima del nivel de soporte clave de 9.200 puntos, luego de que las golpeadas acciones de exportadores como Canon Inc recuperaron terreno.

Más temprano el índice había caído hasta 1%, tocando un mínimo en siete meses, pero cerró en alza siguiendo el repunte del mercado chino.

El índice compuesto de Shanghái subió 1,9%. Los promotores inmobiliarios que cotizan en China continental se fortalecieron gracias a los sólidos resultados de China Vanke Co, que cotiza en Shenzhen.

El dólar australiano rebotaba a un máximo de 0,8432 dólares tras pérdidas tempranas contra la moneda estadounidense y el yen, luego de que un comunicado del banco central de Australia ayudó a disipar parte del pesimismo sobre el pronóstico económico y provocó coberturas en corto.

El euro pasó a territorio positivo, con un alza del 0,3%, a 1,2590 dólares en la plataforma EBS, mientras que la moneda única se apreciaba contra la divisa japonesa y se negociaba a 110,20 yenes luego de pequeñas caídas.