Ciudad de México. El gasto público mexicano se ubicó en US$52.914 millones durante el primer bimestre de este año, cifra 19% mayor a la correspondiente al mismo lapso de 2013, de acuerdo a la información entregada este fin de semana por el ministerio de Hacienda.

La dependencia gubernamental indicó que el gasto programable de las entidades federales creció en 19.2%, destacando el dinamismo en las áreas de comunicaciones y transportes, salud, educación pública y agricultura y ganadería.

La deuda de todo el sector público, que incluye a las empresas y organismos estatales, se ubicó al cierre de febrero en US$485.857 millones de dólares, de los cuales 28.7% corresponde a deuda externa y el resto a deuda interna.

Por otra parte, los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en US$49.694 millones de dólares), lo que supuso un aumento de 3.1% en términos reales respecto a lo registrado entre enero y febrero de 2013.

Los ingresos tributarios no petroleros crecieron 4.8% y se ubicaron en US$35.097 millones, gracias a los aumentos aprobados en la reforma fiscal el año pasado, principalmente en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Los ingresos petroleros se redujeron 1% y sumaron US$14.581 millones de dólares, contracción que se explica por una caída del precio promedio de exportación del crudo de 98.1 dólares por barril en el primer bimestre del año pasado a 91.2 dólares este año.

Además, incidió la menor producción de petróleo y gas natural, lo que se compensó parcialmente con un aumento en el precio del gas.

El ministerio de Hacienda informó que en el primer bimestre de 2014 el balance público registró un déficit de US$3.495 millones, y que la deuda externa neta del gobierno federal mexicano se ubicó en US$71.112 millones.

Al cierre de febrero pasado, la deuda total bruta del gobierno mexicano se ubicó en US$391.176 millones, de los cuales 18.4% corresponde a la deuda externa y el resto a la interna.

Asimismo, la deuda de todo el sector público, que incluye a las empresas y organismos estatales, se ubicó al cierre de febrero en US$485.857 millones de dólares, de los cuales 28.7% corresponde a deuda externa y el resto a deuda interna.