El ministro de Economía de Bolivia, Luis Arce, señaló que dado que Bolivia es el país que menos apreció su moneda en la región, aún tiene margen para seguirlo haciendo, mientras los países vecinos continúen con esa tendencia.

La autoridad declaró que “nosotros somos los que menos hemos apreciado nuestra moneda. Hay todavía bastante espacio para hacer apreciaciones en el boliviano si es que los países latinoamericanos, los países vecinos, continúan en la misma línea”.

Según el ministro, otros países del continente comenzaron a valorizar sus monedas mucho antes y de manera más clara. “Esto es lo que refuerza el porqué Bolivia tiene que apreciar su moneda”, manifestó Arce. Argentina, aclaró, es la única nación que está devaluando su moneda, en lugar de apreciarla.

Después de más de dos años de mantener congelado el tipo de cambio, el 23 de noviembre, el Banco Central de Bolivia decidió apreciar la moneda para contrarrestar la inflación y preservar además el poder adquisitivo del boliviano. La cotización pasó ese día de Bs 7,07 a Bs 7,06.

La medida se replicó el 3 de diciembre, cuando la cotización del dólar bajó a Bs 7,05. El martes, el órgano emisor hizo una nueva modificación al tipo de cambio, fijándolo en Bs 7,04.

En cuanto a la inflación, Arce aseguró que el 5,32% —nivel alcanzado hasta noviembre— “no es una tasa preocupante” ya que es inferior a las registradas en gobiernos neoliberales y actualmente en países vecinos.