La Paz. La ministra de Medio Ambiente y Agua, Mabel Monje, garantizó este viernes al menos US$1 millón para encarar emergencias en el caso de escasez de agua potable durante el 2011.

La autoridad posesionada hace cinco días en el cargo indicó que “estamos trabajando para hacer un plan de emergencia en el caso de algunos departamentos frente a la sequía. Todavía nos faltan algunos informes y en base a ellos nosotros vamos a trabajar”, reportó la agencia estatal de noticias.

Según la autoridad, los recursos a ser invertidos provienen de la cooperación internacional.

“Garantizamos el agua potable”, enfatizó la autoridad a tiempo de señalar que existen diversos proyectos para evitar el racionamiento de agua en Bolivia, sobre todo en el área rural donde el ministerio de Medio Ambiente y Agua invertirá este año US$65 millones para la instalación de sistemas de riego.

En ese sentido, Monje recordó que el presidente Evo Morales pretende distribuir este año alrededor de US$200.000 a los municipios que presenten proyectos de riego y de agua potable.

“Nuestro presidente ha dado a cada municipio la posibilidad de que se haga la inversión en estos temas, sobre todo para evitar la sequía. Hay 337 municipios que van a ser favorecidos con esto. Estamos esperando sus proyectos”, remarcó la autoridad.

Las declaraciones de la nueva ministra del área fueron formuladas tras el encuentro nacional de aguas que se desarrolló en La Paz hasta este viernes, donde organizaciones sociales del país presentaron una propuesta para la redacción de ley Marco de Agua ante el presidente del Senado, René Martínez.

Se trata de un proyecto consensuado desde el 2010 en los nueve departamentos de Bolivia.