Bolivia planea utilizar US$1.000 millones de sus reservas internacionales netas (RIN) para desarrollar proyectos de industrialización minera en sectores como el litio, zinc, cobre, oro y hierro principalmente, informó una fuente oficial.

El viceministro de Desarrollo Productivo Minero-Metalúrgico, Héctor Córdova, propuso hacer la inversión "en estos momentos en que el Estado tiene recursos y ha logrado generar un ahorro importante. Tenemos reservas, usemos bien esto, mejor es utilizar nuestras reservas en invertir en algo productivo que a la larga da más beneficios y más estabilidad", precisó.

Agregó que el Gobierno "no puede dejar pasar así, sin reaccionar, (la bonanza de las altas cotizaciones internacionales)", y propuso que el Estado desarrolle todos los eslabones de la cadena productiva minera.