El gobierno, a través de los ministros Joaquín Lavín (Desarrollo Social) y Andrés Chadwick (Segegob) desdramatizó la notificación de la Cepal de no colaborar más en la realización de la encuesta Casen para medir la pobreza.

La noticia fue entregada por el secretario ejecutivo adjunto de la Cepal, Antonio Prado, al propio Lavín, en una reunión celebrada en la sede del organismo internacional en Santiago. Y a su llegada a La Moneda, el secretario de Estado bajó el perfil a la decisión del organismo dependiente de Naciones Unidas.

"No voy a entrar a calificar lo que está detrás de una decisión de la Cepal. Sí decir que Chile no tiene ninguna necesidad de depender de un organismo internacional para calcular la pobreza", dijo el ministro de la cartera encargada justamente del proceso.

La última entrega de los datos de la encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional gatilló una aguda polémica al conocerse que la Cepal había accedido, a petición del Ministerio, a incluir una nueva pregunta sobre la variable de ingresos de familiares no remunerados, desocupados e inactivos.

Esa pregunta no figuró en la encuesta del 2009 y el trabajo en terreno de la nueva se realizó en noviembre de 2011, después que el Gobierno entregara un bono a las familias de menores ingresos.

Según la oposición, la inclusión de esa pregunta determinó la reducción de la pobreza en 7 décimas (de 15,1% a 14,4%), una disminución que coincide además con el margen de error de la encuesta.

Consultado si influyó esta polémica en la determinación del organismo internacional, el ministro Chadwick respondió que "no me puedo poner en función de la Cepal. Si ellos lo han estimado así, será un problema de ellos".

"El Gobierno de Chile, con relación a los últimos estudios de la Casen, siguió todos los procedimientos, metodologías y actuó de acuerdo a todos los antecedentes que la Cepal exigía, con los cuales se habían hecho todas las encuestas anteriores. Para efectos del Gobierno es ya un problema de la Cepal, no es problema del Gobierno", dijo Chadwick.

Lavín optó por resaltar la parte de la declaración del organismo internacional que plantea que "Chile ha alcanzado la madurez institucional y técnica para llevar a cabo con autonomía este proceso".

Según el ministro, el proceso puede quedar perfectamente en manos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que "cuenta con toda la confianza y credibilidad".

Por su parte, Chadwick argumentó que la Cepal entendió que "Chile ya tiene todas sus capacidades", "no ven que sea necesaria su presencia" y "prefieren concentrarse en otros países latinoamericanos".

*Vea además en Nación.cl  ENAP: Gasolina de 93 sube $6,5 desde este jueves