El gobierno colombiano informó que incluirá el desmonte del cuatro por mil en la mini reforma que comenzó a debatirse en el Congreso.

La propuesta anticipada por el ministro de Hacienda fue incluida en el proyecto que elimina la deducción del 30% del impuesto de renta por inversión en activos fijos reales productivos; reduce, gradualmente, la sobretasa al consumo de energía y le hacen ajustes al cobro del 4x1.000.

Aclaró el titular de la cartera de Hacienda que de aprobarse la iniciativa, el desmonte se hará gradual a partir de 2012 comenzado por un punto por año. Es decir que en 2012 se hablará del tres por mil. El gobierno estima que no pude hacer el desmonte total de una vez, como sugieren los banqueros, debido a que se formaría un hueco fiscal cercano a 4 billones de pesos (US$2.11 millones), que no tiene con qué llenarlo.

En el proyecto el gobierno anunció ajustes al impuesto a las transacciones buscando eliminar la elusión que se presenta en operaciones que se realizan a través de entidades financieras, las comisionistas de bolsa y las fiduciarias para incrementar la productividad de dicho gravamen.

Con la ley se precisa el hecho generador del Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF), para que las operaciones de pago o desembolsos a terceros, diferentes al inversionista inicial, queden gravadas con el 4 por 1.000, porque no corresponden a operaciones propias del mercado financiero. Con esta decisión el recaudo tributario podría aumentar en cerca de 400 mil millones de pesos, explicó el ministerio de Hacienda.

El debate. Este martes se inició el debate de la mini reforma tributaria que contempla también la eliminación gradual de la sobretasa del 20% al consumo de energía de los usuarios industriales. En el año 2011 la sobretasa bajará a 10 por ciento y en 2012, desaparecerá definitivamente. Esta decisión, aunque representa un costo fiscal calculado en más de 500 mil millones de pesos, beneficia enormemente la competitividad de las empresas colombianas y las deja en condiciones de igualdad, en este rubro, frente a sus similares de países en iguales condiciones de desarrollo.

El ministro de Hacienda desechó el pedido de los comerciantes que habían solicitado por intermedio de Fenalco, ser incluidos entre los beneficiarios de esta iniciativa.

Considera el Ejecutivo que esta deducción ya cumplió con su objetivo, que era facilitar la renovación de la maquinaria empresarial.

Con la eliminación de la deducción por compra de bienes de capital el Gobierno Nacional lograría incrementar sus ingresos en alrededor de 4 billones de pesos, costo estimado de este beneficio tributario.