El gobierno del Presidente Santos ha comenzado a dar las primeras puntadas de lo que será la reforma tributaria, la que espera llevar al congreso en el primer semestre del próximo año, según han manifestado algunos funcionarios del ministerio de Hacienda.

La propuesta de reforma tributaria que prepara el gobierno contempla una reducción de las exenciones, de la complejidad del sistema; automatización y virtualización de los trámites, procesos y procedimientos y diseño de mecanismos para incentivar el cumplimiento voluntario.

Dentro de la iniciativa, el ministerio de Hacienda anunció que "diseñará un régimen único para el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en el cual se incluyan tanto a las personas naturales como jurídicas".

Explica el informe del ministerio de Hacienda que "este régimen único permitirá reducir los costos tanto de administración como de control y deberá reducir las distorsiones económicas que posee el IVA actualmente y que están relacionadas con la ausencia de una tasa única y la existencia del régimen simplificado".

Sobre el IVA, Anif propone que la iniciativa de reforma tributaria que lleve el gobierno al congreso debe contemplar un incremento en las tasas de IVA a una franja entre el 17% y 18%.

Además tiene que desmontar muchas de las exageradas exenciones tributarias, el desmonte de los impuestos antitécnicos como el 4x1.000 y el tributo al patrimonio, dice el centro de estudios del sistema financiero, dice el centro de estudios del sistema financiero.

El gobierno del presidente Santos admite que el actual estatuto tributario "es ineficiente porque distorsiona la asignación de recursos entre actividades; promueve la informalidad; es inequitativo debido a que contribuyentes similares pagan tasas efectivas diferentes y es poco progresivo por cuanto el gravamen efectivo al ingreso y la riqueza de las personas naturales es muy bajo".

A juicio de Anif es importante que se considere anticipar el desmonte del 30% de impuesto de renta de 2012-2013 hacia 2011-2012.

A juicio de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, de ser aprobado el proyecto evitaría que el déficit fiscal del gobierno central se expanda al 5% del PIB (producto interno bruto) frente a crecientes presiones de gasto.

Es importante que el gobierno logre sacar en el congreso los proyectos de regla fiscal y el acto constitucional de reforma a las regalías.

"Las bondades de estas leyes no tienen tanto que ver con generación de ahorro neto para el gobierno central, sino con ganancias en eficiencia en materia de gasto para infraestructura", dice Anif.