La Habana. Cuba entregó unos 75.000 permisos para ejercer el trabajo por cuenta propia, dos meses después de lanzar un plan que busca ampliar el sector privado, dijo este viernes la prensa local, en una de las mayores reformas económicas emprendidas por el presidente Raúl Castro en décadas.

El gobierno comunista comenzó a emitir en octubre alrededor de 250.000 licencias para abrir nuevos pequeños negocios, en un intento por absorber a una parte de los 500.000 empleados públicos que serán despedidos en los próximos meses y aliviar el peso del Estado en la economía doméstica.

"Hasta el cierre del pasado año se habían otorgado 75.061 nuevas licencias para el Trabajo por Cuenta Propia y 8.342 se hallaban en proceso, desde finales de octubre del 2010", dijo Granma, el diario del gobernante Partido Comunista.

Según un reporte del ministerio de Trabajo, citado por Granma, del total de 83.403 cubanos autorizados a ejercer en el sector privado o en trámite, el 68% no tenía vínculo laboral, el 16% eran trabajadores estatales y el 15% estaban jubilados.

Unos 1,8 millones de cubanos pasarían al trabajo por cuenta propia en los próximos cinco años, triplicando el sector privado tras la introducción de un grupo de reformas para reanimar la frágil economía local.

En Cuba hay unos 950.000 agricultores o empleados por cuenta propia o un 15% de la fuerza laboral. El resto de los cubanos trabaja para el Estado, que controla el 85 por ciento de la economía.

Cuba autorizó hace unos meses un grupo de áreas para abrir nuevos pequeños negocios. Granma dijo que entre las labores con mayor demanda está la elaboración y venta de alimentos, con un 22%, y el transporte y carga de pasajeros, con un 5%.

Castro aseguró en un discurso en diciembre que la expansión del pequeño sector privado es irreversible y forma parte de las modificaciones económicas inaplazables para garantizar la supervivencia del sistema socialista que encabezó su hermano Fidel hace medio siglo.

Una hoja de ruta que debaten los cubanos con vistas a perfeccionar el viejo estilo soviético de la economía local deberá ser aprobada en un congreso del gobernante Partido Comunista en abril próximo.