El viceministro boliviano de Coca y Desarrollo Integral, Germán Loza Navia, indicó este jueves que el gobierno estudia algunas propuestas para implementar un impuesto a la hoja de coca, informó la red Erbol.

Según la autoridad, el estudio progresará una vez que el Estado identifique claramente los sectores geográficos para delimitar las áreas de producción del arbusto, que puede ser cultivado de manera legal sólo en el Chapare cochabambino y los Yungas del departamento de La Paz. De acuerdo con lo establecido, 22.000 son las hectáreas de coca permitidas.

“Se está trabajando en eso (es decir, la implementación del impuesto a la coca), pero primero se debe definir los sectores de producción de coca y en base a eso se va a ir considerando (la norma), porque también hay sectores que pagan impuesto por su tierra, como sectores del minifundio en las zonas tradicionales”, explicó el viceministro Loza.

La autoridad dijo que en la actualidad los comercializadores de la hoja de coca pagan un aporte simbólico de 30 bolivianos por la cantidad que transportan. Según el Reglamento de Circulación de la hoja, no debe exceder los seis taques de coca.

Fuentes oficiales sostienen que existen alrededor de 30 hectáreas de hoja de coca que producen más de 40.000 toneladas del arbusto al año, a un precio promedio de 35 bolivianos la libra.