Sao Paulo. El gobierno de Brasil está estudiando nuevas reglas para la industria de las tarjetas de crédito, tras el supuesto fraude detectado en el Banco PanAmericano , dijo el presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, al periódico O Estado de Sao Paulo.

Meirelles agregó que el banco central es parte del equipo gubernamental encargado de revisar el marco regulador.

"Las tarjetas de crédito son como muchas otros negocios en Brasil, para los cuales no necesariamente hay un regulador específico," dijo Meirelles.

El banco central exigió a PanAmericano cubrir un déficit de 2.500 millones de reales (US$1.470 millones) en su hoja de balances, parte del cual ha sido atribuido a pérdidas por operaciones con tarjetas de crédito, según la prensa local.

PanAmericano aún no explica las pérdidas y el banco central declina dar detalles por los procedimientos legales en curso.