Quito. En julio próximo se suscribirían los contratos de los campos maduros que están en manos de Petroecuador. Así lo indicó el presidente Rafael Correa, quien señaló que la aplicación de tecnología secundaria y terciaria permitirá incrementar las reservas y aumentar la producción.

En entrevista con agencia Andes, el mandatario recordó que en la explotación de los campos maduros no se ha podido avanzar hace cuatro años, pero su puesta en marcha es urgente.

Señaló que cada vez que se ha tratado de hacer estos contratos, existieron varios factores que demoraron su puesta en marcha, como la opinión de supuesto expertos, o el boicot del propio Petroecuador para que no vengan empresas de renombre internacional para optimizar los campos maduros.

Los campos maduros donde se realizarán explotaciones corresponden a Lago Agrio, Shushufindi, Auca, Libertador y Cuyabeno.

Mientras que las empresas que participan incluyen a Halliburton, Weatherford, Baker Hughes, Woodgroup, Schlumberger,Sertecpet, Sipc-Sinopec Ecuador, Bakrie Kalila, Otopetroleum y la Facultad Geología y Minas de la Universidad Central.

Correa indicó que si en 2008 se hubiera autorizado esta operación, hoy el país produciría más de 40 mil barriles diarios y con el actual valor de más de US$100 tendrían ganancias por US$4 millones adicionales.