Mientras el déficit habitacional en el país supera la 700.000 unidades, el gobierno aún no define cómo utilizará US$50 millones, casi 1.000 millones de lempiras, destinados a la construcción de vivienda popular.

Durante el gobierno del ex presidente Manuel Zelaya se obtuvo el referido financiamiento a través de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (Alba).

El director de Vivienda, Jorge Corleto, dijo que por el cambio de gobierno no se activó el Programa denominado "Villeda Morales", mediante el cual se haría uso de esos recursos. "No existe una estructura presupuestaria y por esa razón no se han podido ejecutar esos recursos", indicó a HRN.

También se ha tenido que hacer una serie de reformas, porque el comité técnico que maneja el fideicomiso del Banco Central de Honduras, fue reformado. Durante el gobierno anterior existía la figura del Secretario de la Vivienda, quien integraba este comité, pero este cargo desapareció.

La Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), propondrá en los próximos días a la consideración del presidente Porfirio Lobo un plan de reactivación económica y construcción de vivienda social. Se espera, también, que este programa promueva la generación masiva de empleo.

La Dirección de Vivienda pertenece a Soptravi.