Al parecer no hay marcha atrás, esta semana ingresa al debate legislativo el denominado Programa de Generación de Empleo Anticrisis, cuya principal medida es la creación de un sistema regulatorio de empleo por horas o a medio tiempo.

El presidente del Congreso Nacional, Juan Hernández, anunció que pedirá la venia de los jefes de bancada para introducir el dictamen en la sesión de este martes con el propósito de ser aprobada en su primer debate.

Los jefes de bancada se reúnen periódicamente los martes con la directiva del Congreso Nacional con el fin de definir la agenda de temas de discusión de las sesiones semanales.

Hernández manifestó que los dirigentes de las centrales obreras que se oponen a esta legislación están invitados para participar en los debates que tendrán como escenario el hemiciclo legislativo.

En su introducción, el dictamen dice que "el presente Decreto tiene como objetivo establecer un programa especial de emergencia con el fin de fomentar el empleo digno, mantener los puestos de trabajo y evitar que crezcan los índices de desempleo y subempleo en el país, abriendo oportunidades de trabajo a la población durante el ciclo de crisis que afecta actualmente las economías de la mayoría de los países del mundo".

El programa. "El programa especial de emergencia se denominará Plan Nacional Solidario de Empleos Anticrisis, el cual se regirá dentro del marco del Plan de Nación y Visión de País, en armonía con la Constitución de la República, la Legislación Laboral y de Seguridad Social y los convenios internacionales suscritos y ratificados con la Organización Internacional de Trabajo, como respuesta inmediata y urgente para enfrentar la crisis. Tendrá una duración de 36 meses a partir de la vigencia del presente decreto", agrega.

En una conferencia de prensa, el proyectista de la ley, Juan Hernández, afirmó que el sistema de empleo por horas ha funcionado en varios países del mundo "por lo tanto vamos a tomar esta determinación aquí en Honduras".

Indicó que los grupos que se oponen tienen abiertas las puertas del Congreso para que participen en la discusión y aprobación.

Citó que hay una gran mayoría de grupos de la sociedad que apoya esta iniciativa, para el caso mencionó a los grupos organizados de personas discapacitadas, a las organizaciones estudiantiles de secundaria y universitarias y al sector de adultos mayores, entre otros, que en esencia serían favorecidos con una ley como la que se está planteando.

Según las explicaciones del diputado German Leitzelar, el programa anticrisis tiene calificación de urgencia social, con duración de treinta y seis (36) meses, a partir de su aprobación y prorrogable, dependiendo de los resultados del mismo y de las condiciones de la economía y el mercado de trabajo.

Durante el término de duración del programa las partes podrán suscribir contratos de trabajo por horas en jornadas ordinarias completas o de media jornada diurnas mixtas o nocturnas bajo las modalidades de: por tiempo limitado o para obra o servicios determinados.

El programa es de aplicación nacional, tanto en el área urbana como rural, para todas las personas naturales o jurídicas empleadoras, propietarias de unidades productivas o de servicios, así como para los programas especiales que desarrollen las municipalidades y que requieran contratación temporal.

Las unidades productivas o de servicios, que estén iniciando operaciones o las que ya están en operación, podrán contratar bajo este programa hasta un 40% de trabajadores, porcentaje que será calculado sobre la base de la planilla total de su personal permanente.