El crecimiento que la economía hondureña experimentó el año pasado -2.5%- permitió un fuerte respiro a las finanzas públicas. Sin embargo, la alerta de "crisis fiscal" se mantiene y por esa razón la administración de Porfirio Lobo Sosa aprobará, en el transcurso del año, medidas adicionales para contener el gasto corriente y así contar con más recursos para atender el programa de inversión pública y la cancelación de la deuda interna.

El gobierno aplicó en 2010 las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), especialmente las contempladas en la Carta de Intenciones, aprobada el 1 de octubre del año pasado en Washington, y que para este año está obligado a darles continuidad.

William Chong Wong, secretario de Finanzas, conversó sobre la política económica que el gobierno impulsa desde 2010 y que busca la consolidación fiscal de la administración pública.

¿Cuál es el balance preliminar de las finanzas públicas correspondiente a 2010? Las metas indicativas contenidas en el convenio suscrito con el Fondo Monetario Internacional se cumplieron a cabalidad.

El déficit fiscal del sector público fue de -3.5% del PIB y se contuvo la masa salarial en 32,235 millones de lempiras. Creo que habrá un desfase de 1.100 millones en los ingresos tributarios, pero se compensará con una menor ejecución del gasto. Lo que no se cumplió fue la meta total de inversión pública.

¿Qué sigue este año en política fiscal? Lograr la consolidación de las finanzas públicas y es aquí donde nosotros tenemos que planificar de una mejor forma el uso del gasto. Tenemos toda una serie de normas presupuestarias aprobadas para alcanzar la consolidación fiscal.

Con los viceministros -Carlos Borjas, de Presupuesto, y Evelyn Bautista, de Crédito Público- hemos hablado de la necesidad de un efectivo manejo del presupuesto aprobado para 2011, conforme a ley, sin abusar y también viendo el buen uso del dinero.

Muchos expertos en materia fiscal coinciden en que el principal reto del gobierno para 2011 es contener el gasto corriente, ¿qué opina?

Claro, el fortalecimiento de las finanzas públicas es el control del gasto y ese es uno de los compromisos asumidos con el FMI, pero nosotros como gobierno estamos obligados ha hacerlo. Tenemos que dejar claro que tampoco se gastará todo el dinero que se dice, ya que con los fondos nacionales se gastará de acuerdo con lo que se vaya asignando y en base a los ingresos que la DEI vaya recaudando. Aunque hay una disposición legal para el manejo del presupuesto por cada secretaría de Estado, nosotros vamos a aprobar medidas adicionales para monitorear el tipo de gasto.

También se aprobó en la Ley de Presupuesto 2011 disposiciones para la puesta en vigencia de las "compras únicas", lo que espera esté al 100% a partir de abril próximo y eso nos generará grandes ahorros, tal como ha sucedido en países como Panamá, Costa Rica y Nicaragua. En Panamá y Nicaragua, el ahorro de las compras descentralizadas oscilan entre 30 y 40%. Lo que se busca es generar ahorro en cuenta corriente porque en los últimos años ha sido negativo.

Esas iniciativas enumeradas requerirán de alguna legislación especial.

El Congreso Nacional nos aprobó todas las herramientas en la Ley del Presupuesto 2011, así como a través del fortalecimiento del programa de descentralización, en donde cada municipio debe participar.

La administración de Porfirio Lobo Sosa se comprometió con el FMI a no incrementar la planilla de salarios y mantenerla respecto a la aprobada en 2010.

Así es y nos vamos a mantener en el techo acordado -32.235 millones de lempiras (US$1.600 millones)- y lo que buscaremos son los ahorros necesarios a través de la limpieza de la nómina y en la búsqueda de duplicación de funciones, lo que nos generará un ahorro con esas medidas.

Hay estudios que indican cuánto se derrocha en plazas duplicadas y son esos casos los que vamos a corregir, pero sabemos que son miles de millones de lempiras. Si logramos ahorrar 1.000 millones de lempiras (US$51,8 millones) de la masa salarial es un gran paso que hemos dado.

¿Cuáles son las acciones que ejecutarán para contener el gasto en sueldos y salarios? Trabajamos en la revisión de las nóminas -planillas-, ya que en muchas secretarías de Estado hay serios problemas, por ejemplo, en Educación.

Adicionalmente estamos fortaleciendo el Siafi -Sistema Integrado de Administración Financiera- a través de todos los programas de cómputo.

Con el programa de descentralización de los maestros que trabajan a través de las alcaldías y de la sociedad civil traerá grandes ahorros para el gobierno. Sabemos que hay una enorme cantidad de plazas de profesores que están con licencias con goce de salarios y que a la vez hay que contratar un sustituto pagándole otro sueldo, y ese es uno de los mayores problemas que tendremos que corregir.

Con la centralización de la contratación de maestros esperamos controlar la masa salarial. Un dato adicional es que durante diciembre pasado se destinaron más de 8.000 millones de lempiras (US$415 millones) en salarios y casi 5.000 millones (US$259 millones) fueron para los docentes.

Es cierto que la Secretaría de Finanzas analiza mejorar los modelos de gerenciamiento para control del gasto.

Sí, nosotros vamos a revisar el principio constitucional de caja única, ya que hay muchas secretarías de Estado que manejan sus propios recursos y eso no debe ser así, todo debe ser a través de una caja única para no volver a tener los problemas del pasado que nos quedábamos sin recursos.

¿Qué esperan en materia de ingresos tributarios para 2011? La meta es recaudar 50.322 millones de lempiras (US$2.611 millones), creemos que no habrá ningún problema para que la DEI logre esa meta. En ese sentido vamos a fortalecer la DEI pero no a través del incremento del presupuesto, sino que viendo la calidad del gasto que se vaya a imputar.