El gobierno venezolano continuará insistiendo en una política de importaciones "necesarias" indicó el ministro de Planificación y Finanzas Jorge Giordani.

Finalizado el 2010, con el segundo anuncio de devaluación, el Ejecutivo insiste en la necesidad de ajustar las compras en el exterior pese a que se ha trazado una meta de crecimiento de 2% en el Producto Interno Bruto (PIB) de 2011.

"En la medida que seamos mucho más acuciosos y ver exactamente qué es lo que necesitamos en nuestro nivel de importaciones, en esa misma medida se tendrá un nivel de crecimiento que seguramente podrá ser mayor inclusive del estimado en nuestro presupuesto", indicó el titular de Planificación y Finanzas, consigna El Universal.

El ministro recordó que en el ejercicio anterior el monto por concepto de importaciones liquidadas a través de Cadivi se ubicó en US$24.952 millones, cifra acorde "al tamaño de nuestra economía" y ligeramente superior a los US$21.269 millones obtenidos en 2009.

"¿Qué va a ocurrir con una economía en crecimiento? Pues seguramente que van a crecer las importaciones de acuerdo al tamaño de nuestra economía, pero no de acuerdo a las solicitudes que se hacían en 2008 de US$94.787 millones", informa el mismo medio.

"Ya estamos examinando los detalles de las importaciones que son necesarias en los bienes de capital, los insumos y los bienes de consumo para que esta economía que ya comenzó a crecer desde el cuarto trimestre lo haga de ahora en adelante", agregó Giordani.