La polémica por la solicitud de destitución de la salvadoreña Yolanda Mayora de Gavidia de la jefatura de la Secretaría de Integración Centroamericana (Sieca) sigue.

A menos de una semana de que los miembros del Consejo de Ministros de Economía y Comercio (Comieco) devolvieran el caso a manos de los presidentes, Guatemala se pronunció nuevamente e insistió en la necesidad del cambio.

“Creemos que este es momento de reforzar la SIECA. Hay otros países que han planteado el mismo interés y esperamos que en los próximos días tenga solución”, dijo al periódico guatemalteco Prensa Libre, Ronaldo Robles, secretario presidencial.

Ayer en comentarios a la prensa, el ministro de Economía de El Salvador, Héctor Dada, se desmarcó nuevamente de que El Salvador haya sido el país que solicitó la separación de De Gavidia de la dirección del organismo suprarregional.

Dada matizó la postura oficial y dijo que desde el Ministerio de Economía de El Salvador (Minec) se sigue el lineamiento dado por la presidencia de la República, el que acompañó a la moción en la última cumbre presidencial en Belice. El funcionario añadió que de su parte no hay reclamos sobre el rol de la actual jefa de la Sieca.

La semana pasada el Presidente salvadoreño, Mauricio Funes, se pronunció sobre el tema e insistió en que la moción para la remoción provino del Ejecutivo guatemalteco, aunque valoró que acompañaron por considerar que se requiere de una persona de “confianza”.

“Este es un cargo (de jefe del Sieca) que más allá de la competencia profesional de las cualidades técnicas cuenta mucho también la confianza que el gobierno pueda tener hacia el funcionario (…) fui de la opinión que deberíamos buscar un funcionario que, sin por supuesto, poner en riesgo la competencia técnica que ya había alcanzado Yolanda de Gavidia, garantizara un mejor ejercicio público al frente de esta secretaria con la nueva visión de integración centroamericana que este Gobierno esta promoviendo”, valoró.

Érick Coyoy, ministro de Economía y presidente pro témpore de la Sieca, añadió ayer que de parte de su cartera ya se envió un informe al presidente Álvaro Colom, sobre la reunión del Comieco y anticipó que los miembros en pleno acordaron “que en el transcurso de la semana se informaría sobre dicha separación”.

Coyoy ratificó al mandatario la postura del país, la cual apoyan Nicaragua, Honduras y El Salvador.
La semana pasada se conoció sobre la iniciativa para remover a De Gavidia del cargo, el cual se complicó tras las protesta de Costa Rica que denunció que el proceso no estaba cumpliendo con los estatutos del sistema de integración.

Costa Rica retiró su voto de la resolución, firmada el 16 de diciembre pasado, en Belice, durante una reunión de gobernantes. En esa resolución, firmada por el canciller, Costa Rica apoyaba la salida de la funcionaria.

Por ahora De Gavidia continúa en el puesto, pese al nombramiento del salvadoreño Ernesto Torres Chico, el cual queda en suspenso hasta que los presidentes lo definan.

De Gavidia sustituyó a Alfonso Pimentel Rodríguez a finales del 2007, quien concluyó el mandato de Haroldo Rodas, actual ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala.

Según publicaciones salvadoreñas, Rodas abría presionado la salida de la actual secretaria, algo que negó el funcionario.

Rodas señaló que hubo consenso -para la destitución- entre El Salvador y Guatemala.

La justificación para retirar a De Gavidia, resaltó, responde a que los presidentes requieren de otra persona para cumplir con sus mandatos de reestructurar y replantear el proceso de integración regional, el cual está a punto de entrar en una etapa más rigurosa de cara a la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea y de la probable llegada una fuerte cantidad de fondos de asistencia para empujar el proceso.