Sao Paulo. El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, anunció este jueves que el aumento del banco central para las reservas que los bancos deben tener para cubrir sus apuestas en divisas aliviará la presión sobre el real, aunque podría no lograr revertir el alza de la moneda frente al dólar.

La medida del banco central "es un paso en la dirección correcta al limitar las posiciones cortas y, por lo tanto, la presión sobre la moneda disminuye", indicó Mantega en Brasilia.

El ministerio vigilará el efecto de la medida para determinar si se necesitan más acciones para contener la apreciación del real, dijo Mantega. Brasil ha incrementado las medidas para debilitar al real ante los temores de que el sector exportador del país pierda competitividad.

El gobierno no había aumentado previamente los requisitos de reservas sobre las apuestas en divisa debido a que el aumento en las posiciones al descubierto en dólares -que indican que los inversionistas esperan que el dólar se debilite- es algo que sucedió recién en los últimos meses, dijo Mantega.