El gobierno brasileño aún está estudiando los recortes al presupuesto para 2011, sin una cifra específica en mente, y anunciará el tamaño y forma de ellos a principios de febrero, dijo este viernes a la prensa el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega.

"No existe una cifra específica", indicó el ministro en una entrevista grabada entregada por el ministerio. "No puedo decirles que son 30.000 millones o 40.000 millones o 50.000 millones (...) Anunciaremos los recortes a comienzos de febrero".

"Apuntaremos al mayor ahorro posible en el área de operaciones gubernamentales", dijo. "Los programas sociales, de salud y educación se mantendrán".

Mantega también se refirió a los crecientes temores por la apreciación del real frente al dólar, que se ha apreciado más de un 30% frente a la moneda estadounidense desde 2009.

"Este es el tiempo de mayor intervención en el mercado de futuros", señaló Mantega, quien defendió la decisión del gobierno el jueves de realizar las llamadas subastas inversas de contratos de canje. "Las subastas inversas de contratos de canje es una herramienta clásica para reducir la presión sobre el dólar".