Tegucigalpa. Cuando el barril de petróleo se cotice a US$100 en la bolsa de Nueva York, Honduras necesitará al menos US$300 millones adicionales para cubrir su factura petrolera.

Así lo afirmó el el directivo del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Manuel Bautista, quien señaló que el impacto sobre las reservas internacionales dependerá mucho del comportamiento alcista al precio internacional del crudo.

"Estimo que el impacto en nuestra factura petrolera sería de US$300 millones, en el caso de que el precio del barril de petróleo llegara a los US$100. Lógicamente, sería superior si el petróleo supera este valor", explicó.

Datos del Banco Central de Honduras (BCH) indican que a diciembre de 2010, las Reservas Internacionales Netas (RIN) mostraron un saldo de US$2,406.0 millones y reflejó una ganancia de US$289.7 millones respecto a lo observado a finales de 2009 que ascendió a US$2,116.3 millones. En similar período del año anterior, las RIN registraron una caída de US$409.9 millones.

El BCH también informó que el monto de la factura petrolera y de lubricantes a octubre de 2010 fue de casi US$1,232 millones, contra casi US$922.3 millones reportados en 2009, para un incremento de 33.61%.

Para Bautista existe la opción de amortiguar, si es necesario, el impacto alcista del petróleo con una parte de los US$1,000 millones que generarán, por concepto de divisas, las exportaciones de café. "Durante la cosecha 2010-2011 se obtendrán US$350 millones más que la cosecha anterior", estimó.

Para el economista la tendencia alcista del crudo afectaría los precios de los demás productos. La generación de energía eléctrica también se encarecería aún más. Se debe aplicar el ajuste por combustible en la factura eléctrica, opinó.