Por cada lempira que se recauda en impuestos, el gobierno central asigna menos de tres centavos a la Dirección Ejecutiva de Ingresos para cumplir con esa meta.

Sin embargo, el Congreso Nacional aprobó un incremento de 7.000 millones de lempiras (US$363,9 millones) en concepto de ingresos tributarios para 2011 respecto a lo reportado en el presente ejercicio fiscal, o sea que las recaudaciones pasarán de 43.200 (US$2.200 millones) a 50.200 millones de lempiras (US$2.610 millones).

Ese aumento es equivalente a 16,2% y que a criterio de organizaciones como el Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh) la meta es ambiciosa y difícil de alcanzar por las condiciones económicas previstas para el próximo año.

No obstante, el titular de la DEI, José Oswaldo Guillén, solicitó a las comisiones de presupuestos del Poder Legislativo, las que son presididas por los nacionalistas Héctor Guillén, diputado por Cortés, y Francisco Rivera, congresista por Olancho, una ampliación de 130 millones de lempiras para fortalecer ciertas oficinas a través de nuevas inversiones en tecnologías, pero de esa cantidad apenas fueron aprobados 11 millones, lo que pone en riesgo el cumplimiento de la meta para el próximo año.

De acuerdo con las disposiciones presupuestarias, la DEI puede recibir una asignación de hasta 2,5% de los ingresos tributarios reportados en el periodo anterior (43.262 millones de lempiras durante 2010), o sea que para 2011 lo aprobado pudo rondar 1.080 millones.

Guillén declaró ayer a los medios de comunicación que estaba sorprendido por la decisión del Congreso Nacional de aprobar apenas 11 de los 130 millones de lempiras solicitados en concepto de ampliación del presupuesto, lo que obligará a realizar recortes en algunos programas y proyectos que se habían acordado con los organismos de cooperación internacional, principalmente con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El funcionario brindó esas declaraciones en el marco una conferencia de prensa para presentar los logros en materia de lucha contra la producción clandestina de licores.

Resultados. Las recaudaciones tributarias aumentaron de 39.035 a 43.200 millones de lempiras en el periodo 2009-2010, equivalente a un incremento de 4.165 millones en términos nominales y 10,7 puntos en valores porcentuales.

Parte de ese aumento se explica por el impacto de las medidas fiscales contenidas en el Decreto 17-2010 o Ley de Fortalecimiento de los Ingresos, Equidad Social y Racionalización del Gasto Público, la que entró en vigencia el 12 de mayo del presente año.

Otros factores que contribuyeron con ese repunte en las recaudaciones son las acciones en contra de las tiendas libres, fábricas clandestinas de bebidas alcohólicas, importaciones de vehículos usados, regulación de las empresas de mensajería, entre otras acciones de fiscalización y auditorías ejecutadas en contra de ciertas actividades económicas, de acuerdo con lo expresado por José Oswaldo Guillén.

Presupuesto. Para 2010, la DEI recibió una asignación presupuestaria cercana a 820 millones de lempiras y para este año se pedían cerca de 950 millones. El ministro director de Ingresos dijo que en base a una serie de estudios y análisis financieros, esa institución pública necesita 130 millones de lempiras más para ejecutar el programa operativo para 2011, en el cual tuvo una activa participación el Departamento del Tesoro de EE UU.

José Oswaldo Guillén dijo que durante las reuniones con las comisiones de presupuestos del Poder Legislativo se les expuso con todo detalle hacia dónde iba ser destinada esa cantidad de recursos solicitada. Parte de esos fondos era para fortalecer el Departamento de Grandes Contribuyentes, mejorar las instalaciones físicas del sistema aduanero y compra de equipo.

No obstante, "con mucho pesar recibimos la información de que la comisión de presupuesto del Congreso solamente introdujo un aumento de 11 millones de lempiras en el presupuesto de la DEI para el año 2011 y con eso quieren que nosotros recaudemos 7,000 millones más".

Agregó que cuando se invierte en la Dirección Ejecutiva de Ingresos aumentan las recaudaciones tributarias y la mejor prueba ha sido este año, que a pesar de escasa dinámica de la economía, la meta de ingresos se ha cumplido entre 98% y 99%, a la fecha.