Henry Ma, nuevo representante del Fondo Monetario Internacional en Honduras, ha comenzado su trabajo con las autoridades del gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

De nacionalidad filipina, sustituye al mexicano Mario Garza Gómez, quien desempeñó igual cargo durante cuatro años. El período de representación de los delegados del FMI es por tres años.

El trabajo más importante que le tocará realizar a Henry Ma será monitorear el cumplimiento del acuerdo económico que el directorio del Fondo Monetario aprobó a Honduras el 1 de octubre anterior.

La vigencia del acuerdo es por 18 meses. Su trabajo lo realiza desde la oficina que tiene asignada en el Banco Central de Honduras en Tegucigalpa, en el edificio principal.

Ma labora en el FMI desde 1997 y tiene estudios de post grado en las universidades de Cambridge y Pennsylvania. Antes de su designación en Honduras, trabajó en los siguientes Departamentos del Fondo Monetario: Hemisferio Occidental, Asia y el Pacífico, Medio Oriente y Asia Central, y Finanzas Públicas.

Su experiencia profesional antes del FMI incluye: economista en el Congreso Nacional de la República de Filipinas, y economista/especialista en finanzas públicas en el Banco Asiático de Desarrollo.

Funciones. La función principal del representante residente es facilitar el diálogo técnico y el flujo de información entre las autoridades gubernamentales de Honduras y el FMI.

También, la oficina ayuda al personal del Fondo Monetario en la sede en Washington a monitorear el programa económico, así como a dar seguimiento y proveer asistencia técnica a los organismos del gobierno.

Otras funciones incluyen el diálogo con organizaciones de la sociedad civil, divulgación de la información sobre las actividades del FMI y asistencia a los candidatos hondureños que se designen para participar en los cursos de enseñanza del Fondo Monetario.

Revisión. El nuevo representante del Fondo Monetario acompañará a la misión técnica que practicará la primera revisión trimestral del programa económico, la que está prevista para febrero del próximo año. Sin embargo, se conoció que su primer trabajo al frente de la oficina del FMI será revisar el contenido del presupuesto 2011, el que la administración de Porfirio Lobo Sosa se ha comprometido aprobar en diciembre próximo.

El Poder Ejecutivo solicitó 74.890 millones de lempiras (US$3.900 millones) y 57.246 millones (US$2.900 millones) para las descentralizadas.