Los trabajadores hondureños, consideran una burla la decisión de incrementar 7% el salario mínimo porque los grandes ganadores son los empresarios, dijo este lunes el secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), José Luis Baquedano.

"Lo consideramos como una burla, como una miseria partiendo del costo de la canasta básica que ahora cuesta más de ocho mil lempiras. En ese sentido, no existe una compensación en ese ajuste salarial, es decir que se ha violentado la Ley del Salario Mínimo porque habla que la aplicabilidad tiene que ser a partir del primero de enero", explicó.

Añadió que no se resuelve la crisis en que están sumergidos los obreros, ya que no alcanza ni siquiera para cubrir los incrementos de energía eléctrica, que en septiembre llegó al 9%.

Para el caso, las empresas que tengan de uno a 20 trabajadores mantendrán el mismo salario de 2009, que es de cinco mil 500 lempiras mensuales en el área urbana y de cuatro mil 55 lempiras en el sector rural, así lo anunció el secretario del Trabajo y Seguridad Social, Felícito Ávila.

Mientras, las compañías que tengan de 20 a 50 empleados deberán pagar un aumento al salario del 3%, que significa cinco mil 665 lempiras para el área urbana y cuatro mil 166.65 lempiras en el sector rural.

Las empresas que cuenten con más de 50 empleados les corresponde hacer un incremento salarial del siete por ciento, es decir que deben pagar cinco mil 886 lempiras en el sector urbano y cuatro mil 339.50 en el rural.

Por su parte, el presidente del Sindicato de Trabajadores del Hospital Escuela, Hilario Espinoza, dijo que esperaba que el incremento fuera de al menos 1.300 lempiras.

Aseguró que lo que les queda es buscar un diálogo con el gobierno para que el presidente tome otra decisión y que se agreguen otros beneficios que persiguen las centrales obreras.

Jeremy Canales, dirigente del Sindicato de Trabajadores del Hospital San Felipe dijo que el presidente Lobo Sosa "ha dado un zarpazo más a la clase trabajadora con el decreto de los maestros y los estatutos.

Óscar Galeano, del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) dijo este lunes que los empresarios trasladarán el incremento al salario mínimo a los consumidores finales.