La comunidad financiera internacional ha abierto las bóvedas al gobierno del presidente Porfirio Lobo Sosa. Entre préstamos y donaciones, Honduras puede acceder a una cartera de US$3.000 millones.

Así lo dijo ayer el secretario de Finanzas, William Chong Wong, en el momento que firmaba un nuevo préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$45,8 millones.

El funcionario agregó que el respaldo de los acreedores bilaterales, multilaterales y países amigos es el resultado de la gira que el Presidente de la República realizó hace varias semanas con el objetivo de asegurar el respaldo de la comunidad internacional.

Asimismo, consideró que el manejo prudente de las finanzas públicas ha permitido abrir las puertas de la cooperación económica, pero esa disciplina hay que seguirla manteniendo. Chong Wong dijo que la contratación de endeudamiento externo tiene un alto grado de concesionalidad y bajas tasas de interés.

Por su parte, el representante residente del Banco Interamericano de Desarrollo para Honduras, Miguel Manzi, apuntó que la comunidad internacional ha mostrado todo su apoyo a la administración Lobo Sosa para lograr la reactivación económica.

Movimientos. La contratación de endeudamiento externo ha tenido un significativo movimiento después de que el directorio del FMI aprobó el programa económico al gobierno de Honduras, el pasado 1 de octubre. El 5 de noviembre pasado, el BID firmó un préstamo por US$45 millones para apoyo al sector financiero. El pasado martes, el Banco Mundial anunció US$74,7 millones para el programa fiscal. Ayer el Banco Interamericano de Desarrollo suscribió un nuevo crédito por US$45,8 millones de dólares.

Chong Wong dijo que en los próximos días el directorio del BID aprobará US$10 millones para mejorar las aduanas del país y US$136 millones para la modernización de Puerto Cortés. El secretario de Finanzas subrayó que en el transcurso del año se han aprobado entre US$600 y US$700 millones.

Financiamiento. El gobierno de Austria financiará programas sociales. Además, Dinamarca facilitará recursos para programas de electricidad. El gobierno de Taiwán aprobó un préstamo por US$50 millones, los que serán desembolsados en dos tramos, y se destinarán para programas sociales, a 20 años plazo y a una tasa de interés de 1,50%. Con el Exim Bank de China y con el BID se negociará el financiamiento para las represas de Patuca.

Donaciones. En cuanto a la cooperación no reembolsable, España aprobó 20 millones de dólares para el fortalecimiento de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), a lo que se agregan 25 millones de euros destinados a varias municipalidades para agua potable y saneamiento. La Unión Europea donará 60 millones de euros para los próximos cinco años, de los que 12 millones serán liberados en las próximas semanas.

El Banco Mundial aprobará una cooperación no reembolsable de US$25 millones para proyectos de energía renovable.

Endeudamiento. La "lluvia de dólares" que recibirá el gobierno en los próximos años es sinónimo de alerta para varias organizaciones dedicadas al monitoreo de la deuda pública externa.

Sin embargo, William Chong Wong dijo que la contratación de nuevos préstamos está enmarcada en la política de endeudamiento externo del gobierno de Honduras. Agregó que al contratarse más deuda externa se libera la presión para emitir más bonos de corto plazo.