Honduras presentará conjuntamente con El Salvador, Guatemala y Costa Rica una solicitud de consultas contra la República Dominicana en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC), a raíz de la imposición de una medida de salvaguardia definitiva a las importaciones de sacos de polipropileno y tejido tubular exportados desde la región.

República Dominicana, por medio de la Comisión Reguladora de Prácticas Desleales de Comercio y Medidas de Salvaguardia, decidió aplicar una medida de salvaguardia definitiva consistente en un arancel del 38% ad valorem, aplicable por un período de 18 meses contados a partir del 18 de octubre de 2010 hasta el 21 de abril de 2012.

En ese contexto, Honduras, a pesar de haber agotado anteriormente todas las instancias técnicas y jurídicas posibles de diálogo, considera que la imposición de esta medida constituye una infracción flagrante a las obligaciones contraídas en el marco de la OMC, por lo que se siente obligada a recurrir al mecanismo de solución de controversias de la Organización Mundial del Comercio, dijo ayer Melvin Redondo, director de Política Comercial de la Secretaría de Industria y Comercio.

El proceso de demanda iniciará en Ginebra, Suiza, sede de la Organización Mundial del Comercio con la celebración de consultas en el marco del procedimiento de solución de controversias de la OMC.

Las consultas deberán emprenderse en un plazo no mayor de 30 días, contados a partir de la recepción de la solicitud. Si a raíz del proceso de consultas las partes no llegan a un entendimiento, Honduras podrá solicitar el establecimiento de un grupo arbitral que dirima la controversia.

En los últimos tres años, Honduras ha exportado a República Dominicana sacos de polipropileno y tejido tubular por un valor de US$3,2 millones, con una participación en el mercado dominicano de un 48.7%.

Lo anterior es aprovechando las preferencias arancelarias de los tratados de libre comercio vigentes entre ambos países, razón por la cual la medida decretada por República Dominicana es considerada como una actitud arbitraria en contra de las empresas exportadoras hondureñas.

No es la primera vez que Honduras demanda a República Dominicana por la adopción de medidas injustificadas y reñidas con las normas internacionales de comercio en contra de productos hondureños.

En años anteriores, Honduras demandó y ganó un caso por medidas a las exportaciones de cigarrillos.