Sao Paulo. El superávit comercial de Brasil se encamina a un agudo declive en 2010, mientras su pujante economía y la fuerte apreciación del real llevó a una oleada de importaciones, tendencia que se aceleraría en 2011.

Las cifras para el año completo, incluida la última semana de diciembre, serán publicadas la próxima semana, pero los números acumulados ya muestran una reducción de aproximadamente US$5.000 millones del superávit, que llegaba a casi US$19.000 millones al 26 de diciembre, comparado con los US$24.200 millones de 2009.

Para el próximo año las mismas tendencias recortarían el superávit por la mitad, a unos US$8 millones, según el último sondeo de economistas del banco central. La economía brasileña crecería a un ritmo constante el próximo año, por lo cual requerirá más importaciones, mientras los precios de los bienes básicos quedarían fijos.

"Aunque el próximo año no habrá una apreciación vigorosa del real, que probablemente llegue a los 1,75 reales por dólar, el superávit comercial seguiría empequeñecido porque la expansión doméstica continuará y seguirá impulsando las importaciones. Al mismo tiempo, los precios de los bienes básicos probablemente no suban, lo cual disminuirá el ritmo de las exportaciones", dijo Newton Rosa, economista de SulAmerica Investimentos en Sao Paulo.

El real brasileño anotó la mayoría de sus ganancias ante el dólar a fines de 2009, pero el impacto real se sintió este año. El real se apreció un 34% ante de dólar en 2009, y se apreció un 3% adicional este año.

Aún así, el superávit se adelanta a las expectativas, tanto para diciembre como para 2010. El último sondeo semanal del banco central apuntó a un superávit comercial de US$16.600 millones para todo el año, mientras que para diciembre el mercado espera US$1.700 millones.

La cifra de diciembre es de unos US$4.000 millones; las exportaciones se han mantenido altas en lo que va del mes en US$17.000 millones, comparadas con los US$17.700 de noviembre, mientras las importaciones han caído a US$13.100 millones en diciembre, desde los US$17.400 millones de noviembre.