Singpur. El dólar y los bonos del Tesoro subieron este martes y los futuros de las acciones estadounidenses caían tras producirse un importante intercambio de disparos en la Península Coreana.

El euro, las bolsas y los precios de las materias primas también caían pues el rescate acordado para Irlanda no logró alejar las preocupaciones de una crisis más amplia.

Baterías de artillería norcoreanas dispararon docenas de proyectiles contra una isla surcoreana cerca de la frontera marítima entre ambas naciones, incendiando numerosas casas y provocando la respuesta armada de Corea del Sur, reportaron medios y militares en Seúl.

Los mercados financieros de Seúl ya habían cerrado cuando se conoció el incidente pero los mercados internacionales reaccionaron. El dólar subía un 0,25% contra una canasta de monedas, a 78,87.

Los futuros de los bonos del Tesoro a 10 años, un refugio tradicional, subían un 0,4% y el índice estadounidense de futuros S&P 500 caía un 0,75%. El won se depreciaba en mercados extranjeros.

Mientras Pekín ajusta su política monetaria para controlar la inflación, los temores a que disminuya la demanda china por materias primas -al menos en el corto plazo- volteó los precios de los metales y era otro factor que golpeaba a las acciones, especialmente en Australia.

El euro inicialmente se fortaleció tras las noticias sobre el rescate de Irlanda por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario internacional.

Pero la tendencia cambió pronto pues el gobierno de coalición en Dublín parece enfrentar problemas para aprobar un presupuesto de austeridad que es condición para dar vía libre al acuerdo.

El euro se negociaba a US$1,3555, por debajo del máximo alcanzado el lunes a US$1,3786.

Las bolsas asiáticas cayeron tras los descensos del día previo en Wall Street. El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas perdía un 2,42%, en tanto los mercados de Tokio estuvieron cerrados por un feriado.

Las acciones australianas cayeron un 1,2% y cerraron en mínimos de siete semanas, lideradas por bancos y mineras.

Los mayores descensos se vieron en las bolsas de Hong Kong y Shanghái, con pérdidas del 2,67% y 1,94%, respectivamente, arrastradas por las acciones de compañías mineras y de metales.

Un dólar más fuerte suele pesar sobre los precios de las materias primas. El crudo estadounidense perdía 24 centavos, a 81,50 dólares por barril, mientras que el oro al contado caía alrededor de un 0,5%.