Sao Paulo. La inflación medida por el Indice General de Precios-Disponibilidad Interna (IGP-DI) de Brasil se desaceleró más de lo esperado en diciembre, pero cerró el 2010 en un nivel alto, lo que impactará en este año ya que el indicador es usado para reajustar productos y servicios.

El índice IGP-DI se desaceleró a un 0,38% en diciembre, frente a un alza del 1,58% en noviembre, dijo este jueves la privada Fundación Getulio Vargas (FGV).

El mercado esperaba que el indicador, en el que tiene una fuerte incidencia la inflación mayorista, subiera un 0,52%, según la mediana de las previsiones de los analistas consultados por Reuters, cuyas estimaciones oscilaron entre un 0,30% y un 0,75%.

En el 2010, el indicador subió un 11,30%, tras una caída del 1,43% en el 2009, que fue la primera en los 65 años de historia del índice.

Entre los componentes del indicador, el Indice de Precios al Productor Amplio (IPA, por su sigla en portugués) se desaceleró a un 0,21%, desde un salto del 1,98% en noviembre. En el año, el avance fue de un 13,85%.

El IPA agrícola tuvo una variación positiva del 0,18% en diciembre, frente a un alza del 5,56% el mes anterior, y cerró el 2010 con un salto del 25,61%.

El IPA industrial, en tanto, se desaceleró al 0,22% en diciembre desde un 0,75% en noviembre y acumuló un alza del 10,13% en el año.

En diciembre, las mayores caídas individuales de precios mayoristas se verificaron en carne bovina, frijol en grano, mineral de hierro y papa inglesa.

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) registró un avance del 0,72% el mes pasado, contra un 1% en el anterior. En el 2010, el IPC trepó un 6,24%.

En diciembre, los precios del grupo de alimentos se desaceleraron a un alza del 1,43%, frente a un avance del 2,27% en noviembre.

El Indice Nacional de Costos de la Construcción (INCC) se aceleró al 0,67% desde el 0,37% en noviembre, y cerró el año con un salto del 7,77%.