Tokio.  El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió un 2,9% este viernes y concluyó su mejor semana en una año, después de que la decisión de la Reserva Federal de comprar más bonos del Tesoro persuadiera a los inversores a buscar activos más arriesgados.

La cobertura de posiciones cortas en los futuros por parte de inversores extranjeros y el avance de las materias primas fueron los impulsores de las ganancias.

El Nikkei ha sumado un 4,6% esta semana.

El índice Nikkei cerró con alza de 267,21 puntos, un 2,86%, a 9.625,99 tras abrir a 9.500,60 y oscilar entre 9.497,45 y 9.680,68.