Frankfurt. Los precios de consumo en Alemania subieron 0,1% mensual y 0,9% interanual en junio, según datos definitivos publicados el viernes, que confirman que las presiones inflacionarias siguen siendo limitadas.

Las cifras, publicadas por la oficina federal de estadísticas, o Destatis, no registraron cambios respecto a los datos provisionales conocidos el 28 de junio y estuvieron en línea con lo vaticinado por los economistas consultados por Dow Jones Newswires.

En mayo, los precios de consumo subieron un 0,1% mensual y un 1,2% interanual.

El objetivo del Banco Central Europeo es mantener las tasas de inflación poco por debajo del 2% a medio plazo.

El IPC armonizado con la Unión Europea no registró tampoco cambios en junio respecto a mayo y subió un 0,8% interanual, según Destatis. La cifra definitiva confirma también la provisional.