Brasilia. Los precios al consumidor de Brasil se desaceleraron entre mediados de junio y mediados de julio, debido a que los costos de los alimentos siguieron experimentando una caída, informó el martes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El índice brasileño de precios al consumidor IPCA-15 registró un descenso de 0,09% en el mes hasta mediados de julio, frente al aumento de 0,19% en el mismo período hasta mediados de junio, informó el IBGE.

La cifra de mediados de julio fue inferior a la mediana de las estimaciones de un aumento de 0,02% entregada por los economistas encuestados por el servicio noticioso Agência Estado.

Las estimaciones se situaron en un rango entre una contracción del 0,03% y una expansión de 0,1%.

Para el período de 12 meses hasta mediados de julio, el IPCA-15 subió 4,74% en comparación con el alza del 5,06% del año móvil a mediados de junio, detalló.

La cifra sigue siendo superior a la meta oficial de inflación del gobierno para 2010 de 4,5%.