Shangai. La tasa inflacionaria de China excederá el objetivo del Gobierno y se ubicará por encima de un 3% en el 2010, reportó el Shanghai Securities News, citando a un funcionario de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.

Pekín fijó un techo de inflación de un 3% para este año, pero la presión inflacionaria "ha sido más severa que lo previsto", indicó Zhang Ping, jefe de la NDRC (por su sigla en inglés).

Zhang dijo que el precio de los bienes continuará aumentando en el cuarto trimestre debido a desastres naturales, la depreciación del dólar estadounidense y la abundancia de liquidez, que ha estimulado las inversiones especulativas en varias materias primas.

La inflación en los precios a los consumidores alcanzó un máximo en 23 meses de un 3,6% en el año hasta septiembre y un sondeo de Reuters pronosticó que la inflación en octubre, que será reportada el 11 de noviembre, alcanzará un 4%.

Datos económicos que serán divulgados este jueves podrían poner a prueba la tolerancia del Gobierno para los precios altos si el Indice de Precios al Consumidor (IPC) llega a un 4% en el año hasta octubre.

Analistas dijeron que un incremento del IPC sobre el 4% podría conducir a medidas adicionales de ajuste por parte del Gobierno.

China está poniendo mucha atención a la inflación, mientras que mantiene una política monetaria laxa como su marco para la economía, dijo este martes el vicegobernador del banco central Du Jinfu.