Madrid. El índice de precios de consumo (IPC) en España cerró el año 2013 con un aumento del 0,2% respecto al año precedente, según el indicador adelantado publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El dato de la inflación deberá confirmarse el 15 de enero y supondría la tasa interanual más baja que ha registrado el IPC español en un mes de diciembre desde que comenzó a elaborarse esa estadística en 1961.

Esta senda moderada de la inflación en España se produce después de que en noviembre subiera dos décimas por el abaratamiento de los carburantes y lubricantes y tras abandonar el nivel negativo que marcó en octubre, cuando se produjo la primera caída interanual en cuatro años, al bajar el 0,1%.

La tasa de inflación del 0,2% a cierre de 2013 contrasta con la registrada a finales de 2012, que fue del 2,9% debido principalmente al efecto de la subida del IVA.

También es relevante si se compara con los niveles alcanzados en 2011 y 2010, cuando se situó en el 2,4% y el 3%, respectivamente.