Ciudad de México. La inflación de México en octubre superó levemente las expectativas del mercado, luego que el aumento de los precios de la electricidad, gasolina y productos frescos impulsara el índice de precios al consumidor anual por encima del 4% por primera vez desde abril.

El Banco de México informó este martes que el índice de precios al consumidor subió en octubre un 0,62% frente al mes anterior, lo que impulsó la tasa a 12 meses al 4,02% respecto del 3,7% de fines de septiembre. El alza que registró el IPC el mes pasado fue ligeramente superior a la mediana de las estimaciones de 10 economistas consultados por Dow Jones Newswires de un aumento del 0,61%.

El IPC subyacente, que excluye los precios de la energía y las frutas y verduras frescas, subió el mes pasado un 0,25%, lo que dejó la inflación subyacente anual medida por el índice en un 3,58%, un descenso frente al 3,62% a fines de septiembre. Los analistas encuestados por Dow Jones Newswires esperaban un alza del 0,25%.

El aumento de los precios de la electricidad, como consecuencia del término de los subsidios de verano, fueron el principal factor que incidió en el aumento de la inflación, señaló el Banco de México. A ello contribuyeron también los precios de los tomates y la gasolina de bajo octanaje.

En el índice subyacente y aumentos modestos en los precios de servicios tales como vivienda y educación contribuyeron a amortiguar un alza más pronunciada en los precios de alimentos procesados y otros artículos.