Pekín. China está experimentando una "ligera desaceleración" en su crecimiento, pero sigue encaminada para lograr un alza de 9,5% en su Producto Interno Bruto (PIB) este año, dijo un conocido economista del gobierno en comentarios publicados el lunes.

Lu Zhongyuan, subdirector del Centro de Estudios del Desarrollo del Consejo de Estado, que asesora al gobierno central, dijo al Diario del Pueblo que los recientes indicadores mostraban que la economía china se estaba enfriando un poco, especialmente si se compara con las fuertes cifras de hace un año.

Pero Lu descartó la idea de que China podría estar en riesgo de una "recaída" en su crecimiento.

"Nuestro desempeño económico nacional ha bajado desde su máximo, pero se mantiene en un nivel normal", agregó Lu al diario, que actúa como una plataforma de promoción de las políticas gubernamentales.

"Podemos esperar que esta leve desaceleración de la economía no se revertirá en el corto plazo, pero no hay claras presiones para una desaceleración mayor", acotó.

La economía china probablemente retroceda de sus máximos del primer semestre, pero sin embargo crecerá cerca de 9,5% en el año, dijo Lu.

Según datos conocidos la semana pasada, el crecimiento manufacturero chino se frenó en junio tras las medidas gubernamentales para enfriar al mercado inmobiliario y limitar el crédito bancario, que se sumaron a la debilidad de la recuperación global que perjudicó la confianza.

La economía creció 11,9% interanual en el primer trimestre.

El tímido crecimiento global y los problemas de deuda en Europa podrían pesar sobre el incremento de las exportaciones chinas, dijo Lu. Y los propios esfuerzos de China por enfriar su sector de bienes raíces también podrían afectar la inversión, añadió.

Pero aquellos factores no descarrilarían el crecimiento y los indicadores macroeconómicos chinos se mantendrían estables, agregó.

En el mismo periódico, un economista de otro centro de estudios gubernamental dijo que las presiones inflacionarias subsistían pero se mantenían "controladas".

Zhu Baoliang, del Centro de Información Estatal, dijo que el índice de precios al consumidor probablemente permanecería alto en julio, pero en el año no superaría 3%.