La consultora Deloitte estimó el crecimiento de argentina para el cierre de 2010 en 7,8%, destacando el "crecimiento excepcional" de los sectores de consumo masivo y consideró favorables las perspectivas para lo que resta del año.

En el informe "Consumo masivo en la Argentina", la compañía asignó esa tendencia debido a cuatro aspecto relevantes: el boom agrícola, con una cosecha récord; el impacto del set de política económica expansiva (fiscal, monetaria y de ingresos); el contexto internacional favorable, por último, se destaca el "clima de estabilidad financiera, que garantiza un escenario sin grandes sobresaltos en el corto plazo, gracias a un exceso de oferta privada de dólares", consigna La Nación.

Respecto de los riesgos o factores adversos, en el informe se indica que "hay riesgos de carácter doméstico y externo, que siguen latentes". Entre ellos se destaca la incertidumbre que existe en torno del crecimiento de los países centrales y dudas en relación con las cuentas fiscales y los datos estadísticos.

De acuerdo al estudio, se destaca el escenario positivo que vive la región para lo que queda de 2010 y el próximo ejercicio. Las tasas de crecimiento serían de 5,8% y de entre 5,2 y 6,4%, respectivamente, según el promedio de los pronósticos de varios bancos de inversión, según el mismo medio.