La integración regional de Centroamérica ocupa los espacios de mayor importancia en la agenda de los organismos de crédito internacional.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reunió en Washington, Estados Unidos, a periodistas de Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Costa Rica, Belice, Panamá y Honduras para abordar los avances y desafíos que ha tenido ese proceso que el próximo año cerrará algunos capítulos, como la inauguración de proyectos de interconexión eléctrica.

El evento contó, además, con la participación de funcionarios como Manuel Coronel, director ejecutivo del BID para Centroamérica y Belice; la gerente del Banco Interamericano de Desarrollo para CA y Belice, Gina Montiel; y el director del proyecto Mesoamérica, Ennio Rodríguez, entre otros.

Durante dos días, los conferenciantes dieron a conocer los avances en materia de infraestructura -energía eléctrica, carreteras, telecomunicaciones y puertos-, facilitación del comercio, salud y cambio climático. En cada uno de esos temas, el BID ha venido respaldando con asistencia técnica y financiera a los gobiernos involucrados.

En su intervención, Coronel destacó los avances en el Sistema Interconectado Eléctrico de Panamá y Centroamérica (Siepac), el que consta de 1,800 metros de longitud. La línea tendrá una capacidad de distribución de 300 megavatios en su primera fase, la que se podrá ampliar a 600 MW. El proyecto abarca a México y Colombia.

Por su parte, Gina Montiel dijo que es necesario consolidar el mercado energético para aprovechar el máximo ese proyecto, el que lleva 13 años de ejecución.

No obstante, ambos funcionarios reconocieron que aún existen desafíos para los gobiernos y entre ellos destacaron la voluntad política y el marco jurídico institucional, y en ese sentido cada país tiene que aportar a la integración. Montiel sostuvo que es necesaria una plataforma conjunta de trabajo para abordar los problemas de desarrollo.

Integración física. La agenda de los países centroamericanos contempla otra serie de proyectos que los gobiernos deben acelerar. Entre esos, la gerente del BID para CA y Belice destacó la integración física, o sea mejorar la red de infraestructura. Entre los proyectos destacan el corredor del Pacífico o canal seco.

Asimismo, la facilitación del comercio, o sea los trámites para la movilización de mercaderías, ya que a su criterio de nada sirve mejorar las carreteras si el despacho de mercaderías en las aduanas es lento. "Lo que se busca es abaratar los costos del comercio", subrayó la funcionaria.

Los funcionarios del BID abordaron otros aspectos como la integración de los aspectos de salud, la seguridad ciudadana y la atención a los desastres naturales.

"Centroamérica debe posicionarse en el mercado global", subrayó George de Lemus, asesor de la Oficina de Relaciones Externas del Banco Interamericano de Desarrollo.

Comercio regional. Uno de los pilares más importantes de la integración regional es el comercio de bienes. Para Ennio Rodríguez, coordinador del Proyecto Mesoamérica, la región es la más integrada en el mundo en desarrollo, ya que 35% del comercio centroamericano es recíproco. No obstante, el funcionario dice que CA tiene una gran apertura comercial, superior al 70%.

Lo anterior está fundamentado en la participación de varios esquemas de libre comercio como el TLC con Estados Unidos, el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, el Mercado Común Centroamericano, el Triángulo del Norte, el Sistema de Integración Centroamericana (Sica), el Proyecto Mesoamérica, entre otros.

En ese sentido, continuó, se han planteado una serie de proyectos para beneficiar a 212 millones de habitantes que son parte del Proyecto Mesoamérica. Citó el caso del corredor del Pacífico, el que reducirá de 190 a 54 horas el recorrido de México a Panamá, mientras que la velocidad se incrementará de 17 a 60 kilómetros por hora.