Bagdad. Los iraquíes recibirán sus primeros 1.000 kilovatios-hora de electricidad de forma gratuita cada mes, dijo este sábado el ministerio de Electricidad, luego de crecientes protestas por mal suministro de electricidad y servicios básicos.

En la manifestación más reciente, cientos de personas se reunieron este viernes en Bagdad para protestar por la mala calidad de los servicios y los cortes de electricidad, mientras la turbulencia sacude a otras partes del mundo árabe.

El ministro interino de Electricidad, Hussain al-Shahristani, dijo que el subsidio se aplicaría a todos los iraquíes, pero estaba principalmente destinado a ayudar a cerca de 8 millones de personas de bajos ingresos.

Los consumidores que usen más de 1.000 KWH pagarán por lo que usan sobre la cantidad exenta.

En octubre, los iraquíes comenzaron a recibir cuentas de electricidad con un aumento de precios del 100% tras una decisión gubernamental destinada a alentar a los consumidores a economizar y ayudar a hacer frente a una escasez de energía.

La demanda de electricidad en Irak ha subido desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003, pero la red nacional aún suministra sólo unas pocas horas de electricidad por día, una gran causa de descontento en un país que yace sobre algunas de las mayores reservas mundiales de petróleo.

"La producción actual de Irak es de 7.000 megavatios, aunque la demanda real es de 12.000 megavatios", dijo Shahristani a periodistas.

Irak tiene planes de instalar turbinas y capturar gas en yacimientos petrolíferos para elevar la producción de electricidad, y debe gastar US$77.000 millones para mejorar el sector de energía para 2030, de acuerdo a un plan maestro.