Tokio. La actividad manufacturera japonesa declinó en junio por primera vez en cinco meses, ofreciendo más evidencias de que la producción fabril posiblemente se modere en los próximos meses.

El Indice de Gerentes de Compra (PMI por sus siglas en inglés) elaborado por Nomura/JMMA también mostró que las nuevas órdenes de exportación, un indicador clave de las envíos japoneses, cayeron en junio por segundo mes consecutivo.

El crecimiento de la producción industrial en Japón podría frenarse en el segundo semestre del año, porque una rápida recuperación en las exportaciones está comenzando a moderarse a medida que el reabastecimiento global de los inventarios sigue su curso, dicen economistas.

Una caída en las exportaciones y un aumento de los inventarios también han incrementado las posibilidades de que la producción fabril japonesa crezca a un ritmo más lento, agregaron economistas.

"La producción continuará expandiéndose a un ritmo más lento", dijo Satoru Ogasawara, economista de Credit Suisse en Tokio.

"Pero debemos prestar atención a la crisis en el mercado financiero. Necesitamos ver si las exportaciones se frenan a una tasa más rápida que la que hemos anticipado", agregó.

El índice PMI japonés cayó en junio a 53,9 puntos ajustado estacionalmente desde 54,7 el mes previo, que fue su máximo en casi cuatro años, según mostró el reporte el miércoles.

El índice cayó por primera vez en cinco meses, pero se mantuvo por encima del nivel de 50 que separa a la contracción de la expansión por decimosegundo mes consecutivo.

El índice de nuevas órdenes de exportación cayó por segundo mes consecutivo a 56,9 en junio desde 57,5 en mayo. Este indicador también se ha mantenido por encima de 50 durante 13 meses, lo que sugiere que la demanda externa continuará creciendo.

"El nivel alto persistente de las nuevas órdenes de exportación sugieren que las exportaciones seguirán sólidas", dijo Minoru Nogimori, economista de Nomura Securities.

"Si bien algunos pueden haber estado preocupados por el impacto en la economía japonesa de los trastornos en el mercado financiero provocados por los problemas fiscales europeos, hasta ahora el impacto parece haber sido muy pequeño, y esperamos que el sector manufacturero nipón continúe mejorando por un tiempo", agregó.