Guayaquil. La sustitución de importaciones es una de las medidas adoptadas por el gobierno de Ecuador para impulsar la industria nacional, que hasta 2017 espera sustituir más de US$6.000 millones en importaciones.

La medida busca promover la producción nacional con importantes impactos en empleo y producción, según subraya el presidente Rafael Correa.

Desde hace 26 años, Ecuador ha mantenido una participación en el sector industrial en el Producto Interno Bruto (PIB) del 13,3%, lo que significa que “el país no se ha industrializado”, dijo el mandatario este sábado en su programa radial. 

Comparó la participación del sector industrial local en otros países como China con 45%, Corea con el 40%, Japón 26% y Brasil 26%.

“La meta es que esto suba al 25%”, dijo Correa, por lo que se debe apostar por la producción industrial nacional “ambientalmente amigable y socialmente responsable”.

Correa precisó que las últimas medidas dictadas por el gobierno buscan dar el paso necesario para el desarrollo de la industria nacional, entre las que destacó la mejora de producción y protección del consumidor, la salida de divisas innecesarias y la restricción de importaciones peligrosas para la salud.

El mandatario rechazó a quienes promueven la idea “del crecimiento cero para nuestras economías, nuestro medio ambiente, que ya no produzcamos más, que tenemos lo suficiente (…) eso está bien para los países ricos donde existe un decrecimiento de la población, pero para países pobres, donde hay una población creciente, es un suicidio”, dijo.

Correa dijo finalmente que este impulso en la industria es posible con el Código Orgánico de la Producción, "con la nueva vialidad existente en el país, los nuevos aeropuertos y las nuevas hidroeléctricas, todo lo cual ha permitido este cambio de la matriz productiva como principal eje con la sustitución de importaciones", destacó.