Brasilia. El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, hizo un llamado a reformar importantes instituciones financieras internacionales y les pidió que abandonen sus "dogmas obsoletos" y se concentren en el desarrollo en África, Asia y Latinoamérica.

"Necesitamos que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional abandonen de una vez por todas sus dogmas obsoletos", dijo Lula, durante una visita oficial a Angola.

El mayor enfoque de la organización en el desarrollo de África, Asia y Latinoamérica "impulsaría directamente el crecimiento mundial y reduciría este inaceptable y dañino desequilibrio (la brecha entre los países ricos y pobres)", indicó.