Un cambio y corrección en las acciones estaría a punto de concretarse, informa Saxo Bank. Debido al margen más amplio, desde la burbuja de las “punto com”, el resultado en las acciones globales (MSCI World) ha superado el cambio en las expectativas económicas (IFO).

Los papeles superaron las expectativas por un amplio margen. La divergencia entre el resultado interanual del índice MSCHI World TR (EUR) y el cambio interanual de las Expectativas Económicas del IFO alcanzó el nivel más alto desde la burbuja de las “punto com” (ver gráfico 1). Este tipo de resultado suele estar asociado con un comportamiento plano o negativo en los próximos seis meses. Existen elevadas posibilidades de que esté a punto de producirse una corrección del 10% en las acciones. Lo único que podría evitarlo sería un cambio rápido en las expectativas económicas o los datos objetivos, algo que parece poco probable de acuerdo a los datos que tenemos entre manos.

Qué catalizadores entran en juego. El panorama del riesgo tiene perspectivas muy poco alentadoras para el resto del año. Percibimos cuatro acontecimientos principales que podrían provocar esta corrección en las acciones: 1) el rescate de España, 2) la reestructuración de la deuda en Grecia, 3) publicaciones de resultados decepcionantes y 4) el precipicio fiscal en los Estados Unidos.

Estados Unidos no está atascado, sino la eurozona. Si bien Ben Bernanke ha utilizado recientemente la expresión de “atascado en el fango” para describir la economía de los EE.UU., esta imagen describe mucho mejor la situación en la Eurozona; según los datos de ADP, el crecimiento en la contratación del sector privado estadounidense está en los mismos niveles que a principios de 2005 (ver gráfico 2). Sin embargo, los datos manufactureros del PMI de esta semana confirman la desintegración estructural en la eurozona, con Francia (con un PMI situado en 42,7), tocando fondo junto con Grecia. El crecimiento del PIB nominal en Italia y España sigue siendo insuficiente para mantener unas perspectivas positivas sobre la crisis de deuda y la actividad económica. Al mismo tiempo, los depósitos se están contrayendo en Italia y España. La principal amenaza para la eurozona es la dirección económica y política de Francia, que aumenta las probabilidades de que el país galo le dé el golpe de gracia a la eurozona.

La desaceleración de China es un tema serio. La coyuntura económica que atraviesa el gigante asiático es otro factor para tener en cuenta, al prever una temporada de publicación de resultados decepcionante y una corrección de las acciones. El CEO de FedEx, Fred Smith, da en la tecla al afirmar que los analistas están subestimando completamente los efectos de la caída de las exportaciones en el conjunto de la economía china. La desaceleración continuada de las exportaciones chinas (ver gráfico 3) es preocupante y es posible que se cuele en la publicación de resultados corporativos para sorpresa de la mayoría de los analistas.

Algunas acciones de pequeña capitalización pueden crecer en una economía estancada. No hay indicadores que apunten hacia un crecimiento mayor de la economía y el proceso de desapalancamiento va a seguir siendo un obstáculo para la recuperación económica. Ante esta coyuntura, los inversores deberían ponderar en mayor medida las acciones de pequeña capitalización que cuentan con un sólido modelo de negocio y captan suficiente de su valor de creación para arrojar beneficios. En la actualidad, nuestras favoritas entre las acciones de pequeña capitalización son: Liquidity Services Inc., Axis Communications AB, NIC Inc. y Websense Inc.

Los mercados mundiales podrían caer un 10%

Los mercados mundiales podrían caer un 10%

Los mercados mundiales podrian caer un 10%