México DF. Las acciones de minera Frisco, del magnate mexicano Carlos Slim, se disparaban este jueves en su debut en la bolsa mexicana tras su escisión del conglomerado Grupo Carso, en un muestra del interés del mercado por la incursión del hombre más rico del mundo en el sector minero.

Las acciones de Frisco escalaban un 17,76%, a 35,49 pesos (US$2,87).

"Todas sus compañías han ido para arriba (...) las ganancias del Grupo Carso han sido gran parte del camino de Slim hacia el tope de la lista de los ricos", dijo Rogelio Gallegos, administrador de la operadora de fondos de Actinver.

"A todo el mercado le gustan las materias primas y muchos inversores están apostando en estas compañías", agregó.

Slim, quien hizo fortuna construyendo uno de los más grandes imperios de las telecomunicaciones en el mundo, ha venido reforzando su negocio minero para aprovechar la escalada de los precios de los metales por la creciente demanda de China y la búsqueda de refugio seguro en metales preciosos.

Tras esta incursión, los rumores de que Slim pondría sus millones a trabajar en la adquisición de otra firma de metales preciosos han empezado a circular.

Sin embargo, analistas creen que al magnate no le gustaría una compra en momentos en que las apuestas son que el auge de las materias primas se prolongará varios años.

"Slim solo comprará una compañía cuando el precio sea el correcto, nunca pagando un recargo. Buscará algunas oportunidades, pero no creo que tenga prisa de comprar nada", agregó Gallegos.

Por su parte, los títulos de Inmuebles Carso caían un 15,2% a 11,39 pesos (US$0,93), revirtiendo una ganancia en el inicio de la sesión.

"Simplemente por estrategia", comentó un operador sobre la caída en esas acciones. "El sector minero se ve más atractivo en el corto plazo y mejor vendes acciones de Inmuebles Carso y te metes en Frisco que se ve muy bien a futuro", agregó.

Agrega valor. La familia Slim retendrá cerca de cuatro quintos de las acciones de la inmobiliaria, en línea con la posesión que mantienen de los títulos del conglomerado.

Con la escisión, Grupo Carso, cuyas acciones subían 0,17% a 34.5 pesos, concentrará las operaciones de las minoristas Sanborns y Sears, de una firma de perforación de pozos petroleros, una constructora y una fabricante de alambre de cobre.

Grupo Carso, junto a la gigante de las telecomunicaciones América Móvil y el banco Inbursa -todos propiedad de Slim- representan en conjunto más de un tercio del valor de la plaza bursátil mexicana.

Desde el anuncio de la escisión en agosto, la capitalización total de Grupo Carso creció en unos US$5.400 millones hasta casi US$14.600 millones, según datos de Reuters.

Minera Frisco produce zinc, oro, plomo, plata y cobre. Por su parte, Inmuebles Carso compra, vende y desarrolla edificios para oficinas, centros comerciales, hospitales, hoteles y escuelas.

En una subasta previa al inicio de la jornada bursátil, los inversores asignaron un precio de 30.14 pesos para los títulos de la minera Frisco y de 13,43 pesos para Inmuebles Carso.