México DF. México eliminará gradualmente un impuesto federal anual sobre la tenencia de vehículos, como parte de un plan para incentivar el consumo interno y ayudar al sector automotriz, castigado por la crisis económica, dijo el jueves el presidente Felipe Calderón.

El mandatario firmó un decreto y dijo que el impuesto quedará totalmente derogado el 31 de diciembre del 2011.

"Al eliminar la tenencia en la adquisición de automóviles nuevos apoyamos a la industria nacional (...) y beneficiamos también y especialmente a las familias mexicanas en su ingreso", dijo el presidente.

El mandatario dijo que mientras el impuesto se elimina totalmente, el gobierno cubrirá el pago de la tenencia para automóviles nuevos hasta por 250.000 pesos (unos US$19.600) adquiridos por personas físicas.

El impuesto fue creado con carácter de "temporal" en 1962 y aplicado por decreto por el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz para financiar los Juegos Olímpicos de 1968.

Las ventas en México de la industria automotriz se desplomaron 26,4% en 2009, como resultado de la peor recesión económica desde la década de 1930, de la que el país ha comenzado lentamente a emerger.