De acuerdo con las cifras del Banco de México, en enero del ejercicio anterior la inflación se ubicó en 4,46%, luego de haber cerrado en 3,57% en diciembre de 2009.

Para el primer trimestre de 2011 se espera que la inflación disminuya respecto al 4,40% con el que cerró en diciembre de 2010 y se sitúe en un intervalo de entre 3,75% y 4,25%, consigna Milenio.

“Los temores relacionados con el alza de commodities y con la aceleración de la economía debieran ser aún prematuros. Por un lado hasta el momento no ha habido un reflejo de las presiones en los bienes básicos sobre el subíndice de mercancías y por el otro la dinámica de la demanda agregada (consumo interno) provocada por la entrada de flujos de recursos del exterior es más lenta que en otros países”, dijo Campuzano, señala el mismo medio.

José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), señaló que la inflación no es un problema que genere riesgos por el momento, pues aún persisten tasas de desempleo altas a escala nacional y mundial.