México D.F. La crisis de 2009 podría provocar que los índices de pobreza en México crezcan llegando a las cifras de 1996 cuando la cifra de pobres llegó a 34, 7 millones de personas, según un informe elaborado por El Economista

La publicación explica que las condiciones económicas y sociales incrementaron la vulnerabilidad de la población y se podría seguir una tendencia donde la pobreza alimentaria va en aumento desde 2006, en los estados de la meseta y la zona sur. 

En el período de 2006-2008 el índice creció, por primera vez en diez años, y pasó de 13,8% a 18,2%, lo que significó que la cantidad de personas en vulnerabilidad aumentó de 14,4 millones a 19,5 millones.

La pobreza alimentaria es el equivalente de la pobreza extrema de acuerdo a los parámetros del Banco Mundial y se mide por la cantidad de personas que no tienen acceso a la canasta familiar básica de alimentos.

Las zonas que ostentan los ínidices más desfavorables son Hidalgo con 56,4%; Michoacán, con 54,6%; Tabasco, con 53,8%; Zacatecas, con 52,2%; San Luis de Potosí, con 51,1%; Veracruz, 50,7% y Durando, con 49,4%.

En tanto, la pobreza multidimensional; un índice que es obtenido evaluando las variables de ingreso, educación, salud, seguridad social, calidad de vivienda, cohesión social y servicios básicos, arrojó que las estados más afectados son Chiapas, con 76,7%; Guerrero, con 68,1%; y Oaxaca, con 62%.