México DF. México registró un déficit comercial mayor al esperado de US$341 millones en junio, un mes en el que cayeron las exportaciones de petróleo y tuvieron un fuerte aumento las importaciones de gasolina, según un reporte del instituto de estadísticas.

El dato de junio superó ampliamente al pronosticado en un sondeo de Reuters entre 12 especialistas de bancos, corredurías y firmas de análisis, que estimaron en promedio un saldo negativo de US$217.5 millones. La mediana del sondeo apuntaba a un déficit de US$143 millones.

Las exportaciones de México subieron 28,8% en junio a US$24.996 millones, mientras que las importaciones crecieron 29,5% a US$25.337 millones, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en su reporte.

Las exportaciones de crudo, del que México es uno de los principales productores del mundo, cayeron 7,9%, en momentos en que el país sufre un preocupante declive en la producción.

Pero las exportaciones no petroleras, que incluyen a un sector en franca recuperación como el automotor, subieron 35,2%.

Las importaciones petroleras, que incluyen gasolina, crecieron 24,7% mientras que las no petroleras subieron 30%.

El comercio está impulsando lentamente a la economía mexicana, que se recupera de su peor recesión en décadas que le provocó una contracción del 6,5% en 2009.

Para el 2010, el gobierno espera una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de al menos 4,5%.